Filodendro Imperial

Son originarias de zonas tropicales y subtropicales, principalmente de América.
Perfectas para interior, tanto para un a habitación luminosa como para una terraza cerrada o galería. Todas ellas despliegan su belleza básicamente a través de sus atractivas hojas, que por lo general gozan de un gran tamaño. No suelen necesitar de una luz muy intensa, pero les conviene una cantidad razonable de luz difusa; nunca hay que exponerlas a la luz directa del sol.
Contiene cristales de oxalato de calcio, que resutal toxicas para las personas y los animales al momento de ingestarla.