Cyca

Cycas revoluta es una planta oriunda del sur de Japón.

Por su baja toletancia al frio suele curtivarse como planta de interior, aunque si la protejes de las heladas puede quedar estupendamente bien en cualquier rincón del jardín.
Ha sido utilizada durante siglos en la medicina ayurvédica para tratar desórdenes de la piel, dolor de estómago e incluso ansiedad. Recientísimos estudios han descubierto su capacidad para mejorar los niveles de hidratación del cutis, disminuir todo tipo de inflamaciones, desde acné a eczemas y aumentar la producción de colágeno para incrementar la firmeza y elasticidad.
Debes saber que es extremadamente venenosa, tanto para animales domésticos como para personas. Todas sus partes son tóxicas, especialmente las semillas que lo adornan.