Calas

La cala (Zantedeschia aethiopica) es una planta herbácea de follaje perenne, originaria del Sur de África, que puede cultivarse tanto en tierra como en un medio acuático, en interiores como en exteriores, y que se destaca por su belleza y elegancia.
Por la sencilla forma de su flor se utiliza tanto en ramos de lujo, ramos de novia, decorados de iglesia o en pequeños bouquets. Al ser una flor tan elegante, también se utiliza en la decoración del hogar y no necesita mucho más que un jarrón para lucir en todo su esplendor.
En cuanto a los usos, el principal objetivo y el que marca su comercialización es como cultivo ornamental. Estas plantas y especialmente sus flores tienen un porte elegante que se aprovecha para muchas ocasiones especiales que requieran una delicada decoración
Las calas se consideran las flores de la pureza y la compasión y representan la belleza, aunque también se considera que da suerte.
En cuanto a su historia, las calas datan de la época griega y romana, en las que se asociaban con las fiestas y el disfrute, por la semejanza de su forma con una copa para beber.
Cabe agregar que Todas son venenosas, contienen ácido oxálico, cada parte de la planta es tóxica, producen irritación e inflamación de la mucosa de la boca y la garganta