Cactus Injertados

Cactus Injertados

Consiste en unir dos partes de plantas distintas para que suelden y se queden como una única planta. Al pie receptor se le llama portainjerto, es el que pone las raíces y parte del tallo. Sobre él va el injerto propiamente dicho. No alcanzan gran tamaño y, normalmente en los globos de la parte superior aparecen nuevos hijuelos, lo que le confiere un aspecto original y decorativo. Su lugar ideal seria cercano a una ventana que les entre el sol filtrado por una delgada cortina.